Al llegar a la universidad, nos ayudaron a pasar para entregar nuestros documentos y la atención fue rápida y todos fueron muy amables. Cuando entramos a las instalaciones, nos quedamos impresionadas por el ambiente que había, todo se notaba muy padre, colorido y por lo que vimos había un bazar de los estudiantes, todo se veía muy impactante, con un muy buen ambiente acompañado de música y atención por parte de todos.

 

Cuando subimos al salón de nuestro taller, la señorita que nos ayudó a registrarnos fue muy amable desde el inicio hasta el final. El taller que tomamos se llamó “Dirección de arte publicitaria” y nos introdujeron a lo que se trabaja en la materia; desde a qué tipo de público quieres transmitir tu mensaje, hasta qué modelo piensas que es la adecuada para un comercial. 

 

Nos juntamos con alumnos de otras escuelas, fueron muy agradables y todos compartimos nuestra opinión ya que tuvimos que trabajar en conjunto para crear una marca de perfume basado en un objeto que el profesor nos asignó, pudimos compartir nuestro trabajo final con el resto y recibimos una retroalimentación por parte del maestro. 

 

Cuando terminamos el taller nos regalaron una bolsa y por esa razón nos tardamos en llegar a la escuela pero al final pudimos recibir un recuerdo.

 

Fue una experiencia única, de la cual estamos muy agradecidas.

 

Nota realizada por: 

Alejandra Carrillo Orozco, Anayansi Benazir Ferrusquía Sánchez, Andrea Delgado Flores y Sae Bin Jung Cho.

 

Compartimos con ustedes algunos momentos: